Características Zootécnicas

La raza Hampshire Down pertenece a las razas denominadas de biotipo carnicero. Esta indica que su potencial de producción estará destinado a la producción de carne. Si bien esta raza, también produce lana la cual debe ser esquilada para sanidad y bienestar del animal, esta no es de gran valor comercial ya que posee un largo de mecha no adecuado para la confección de hilados de alto valor comercial. Por otro lado la presencia de fibras pigmentadas, hace que no sea demandado por la industria de la lana porque limita su teñido. La perfomance productiva que posee esta raza para la producción de carne, hace que los ingresos económicos sean más que interesantes en la producción de un establecimiento.
Como características principales de la raza son la buena habilidad materna de las ovejas para la producción de leche y poder destetar un cordero, cercano a los 30 kg de PV. Las precocidad en el crecimiento de las crías, es importante para lograr un cordero con el peso adecuado para la venta en corto tiempo. Los carneros poseen en general buena libido por lo que son capaces de detectar y servir a las ovejas que presentan celo.
Los animales de esta raza, poseen un estructura ósea adecuada que permite observar carneros de más de 100 kg y ovejas de alrededor de 80 kg. sin percibirse problemas de aplomos. Poseen gran desarrollo de los cuartos traseros, profundidad de costillas, ancho de pecho y un largo que permita el desarrollo de los lomos.
Las características descriptas anteriormente corresponden a un animal ideal, para lograr un ejemplar que se adapte a las características de la raza y sobre todo que exprese los caracteres de la producción de carne, debe existir una selección constante de los animales de la majada o plantel para que se encuadren dentro de las características de la raza, posean un desarrollo muscular adecuado y estén libres de taras o defectos.
En particular las características corporales son las siguientes: Pigmentación: Debe ser la que caracteriza a la raza, ésta debe presentarse en los lugares permitidos. Estos son hocico,que en su límite superior no debe traspasar la línea imaginaria entre las dos orejas. La presencia de fibras pigmentadas en el límite inferior no debe superar la línea del maxilar inferior. Las orejas deben ser de color negro y desprovistas de lana. La superficie deber ser lisa y en lo posible de poco grosor. Las áreas de lomo, costillares, paletas y cuartos deben estar desprovistas fibras negras y la piel de todo el cuerpo debe ser fina, flexible y de color rosado, debe ser sin lunares y pelos negros. Las fibras pigmentadas presentes en las extremidades, deben respetar los límites establecidos por la Asociación. En miembros delanteros no debe superar la línea de las rodillas y en los cuartos traseros no debe superar la línea de los garrones.

Cabeza: En el macho debe ser grande, pero no tosca o pesada pues esto acarrea problemas al nacer (partos distósicos). Debe tener una amplia separación entre las orejas, debe carecer de cuernos y si hubiere vestigio de ellos estos deben ser móviles. El morro no debe terminar en punta pues le daría un aspecto femenino. Se debe seleccionar animales con cara despejada, es decir que carezcan de lana en ella. En la hembra la cabeza debe mostrar femeneidad y viveza, no demasiado refinada que de la sensación de debilidad.El perfil es algo romano con hocico mediano a corto pero ancho. Con la edad suelen aparecer pelos blancos en la boca y punta del hocico.
Orejas: Las orejas tienen que ser largas, medianamente gruesas y del mismo color que la nariz y pelos alrededor de los ojos sin manchas claras, ni tampoco acartuchadas. Deben estar dispuestas horizontalmente a veces un poco encorvadas en la punta que se dirige hacia arriba. Es un defecto las orejas gruesas o muy cortas.
Cuerpo: El cuello o pescuezo debe ser fuerte, musculoso y no largo y bien encajado entre las paletas. El cuerpo del carnero debe tener una estructura fuerte para dar sostén a la musculatura que lo recubre. Se buscan animales largos pues es después de la paleta donde se encuentran los cortes de mayor valor de la res. La osificación tendrá que ser precoz para evitar defectos en la columna. Las paletas lisas en los costados y bien separadas. Deben estar insertadas correctamente y sin salir sobre los omóplatos. El pecho es ancho, liso y bien desarrollado. El costillar debe ser saliente y combado y bien acoplado a los huesos de la cadera. El arqueamiento de las costillas, determina determina la capacidad del animal para alimentarse, se busca que las costillas centrales sean largas y profundas bajando bien a los costados del cuerpo y que estén cubiertas en toda su extensión por una buena manta de carne. El lomo es ancho y derecho, cubierto de carne y paralelo a la línea baja del vientre. El anca o grupa es plana, poco alta y ancha. Los cuartos deben tener una masa muscular bien desarrollada ya que allí están los cortes carniceros más importantes. La base de la cola gruesa y musculosa.
Aplomos: Las manos y patas deben estar cubiertas de lana. Los miembros deben estar perfectamente aplomados pues son fundamentales que los animales tengan aptitudes carniceras y de fertilidad. Se debe ser estricto en la observación y selección en contra de los defectos que pudieran presentarse en los aplomos ya que tienen alta heredabilidad. Las patas deben ser derechas y bien separadas, no deben ser demasiado largas y delgadas. Las pezuñas negras deben ser grandes y separadas.

Despeje de cara
Línea superior
Tren posterior
Aplomos
Volver